Last River Together






“Vivo dentro de la fantasía paranoica del fin del mundo, y no solo quiero salir de ella sino que pretendo que todos los demás entren en ella”.


Ficha Técnica:

Título: Last River Together
Autor: Leopoldo María Panero
Editorial: Huerga & Fierro Editores
Edición: Antonio Marín Albalate
Págs. 74
ISBN: 978-84-942105-9-4
Encuadernación: Rústica sin solapas
Idioma: Español
Género: Poesía
Colección: La Rama Dorada
1ª Edición: 2014



            Dicen que escribía a espaldas del sistema, y me pregunto si realmente nos encontramos ante uno de los mejores y más criticados antisistema literarios de nuestro país. Así le fue, sin un solo premio, pero como ya estoy cansado de decir en los diferentes posts  que por aquí he colgado, ‘todos los premios son discutidos y discutibles’, pero lo importante no son los premios (malditos sean) si no el ser leído, y creo humildemente que en este apartado gana por goleada.

Senesco, Sed Amo

Amor mío, los árboles son falos que recuerdan al cielo lo que fui,
y todos los hombres son monumentos de mi ruina.
De qué sirve llorar, en este crepúsculo en que el amor empieza
si estás tú frente a mí, como lo que un día…


Frame de la película: 'El desencanto', por Jaime Chávarri
(Me niego a colgar una imagen de este poeta en la decadencia de su vida.)

          ¿Un transgresor? Probablemente SÍ, destrozando esquemas, rompiendo con lo establecido, escribiendo lo que sentía, a pesar de que esta sociedad, nuestra sociedad le dio la espalda, (no hay nada nuevo bajo el sol). Así era su poesía, y parafraseándole diría que se inclina hacia todos los lados, de ahí que sea un crucificado más por este sistema/sociedad o que queráis llamarla/o, siempre llena/o de prejuicios, con el ‘qué dirán’ por delante, seguimos siendo quijotes, dieciochescos, anclados en tiempos prehistóricos. Poesía del frenopático, del desheredado, del marginado, aquel que caminaba por Carbany Street intentado empaparse de todo.

            El hombre que paseaba su mecanoescrito, el hombre que algunos consideraban el poeta de la náusea, del vómito ha dejado grandes poemas, que despellejan la pobre ‘inteligencia’ de los defensores de lo ‘clásico’, de los santos cánones  literarios, de aquellos que nunca imaginaron estas palabras, y, que nunca saldrían de su boca:

‘Recuérdalo, hubo un río’
(Benjamín Prado)

            En cuanto a mí, tomo las palabras del Noi del Sucre.-

Tengo un idiota dentro de mí, que llora,
que llora  y que no sabe, y mira
solo la luz, la luz que no sabe.

        Mientras tanto prefiero la locura que hacer la guerra, prefiero estar enajenado antes que mentir con la mirada, prefiero ser un monomaníaco a gusto con mis chifladuras que ser un ladrón y corrupto, engañando a la gente con mis mentiras…

El loco

He vivido entre los arrabales, pareciendo
un mono, he vivido en una alcantarilla
transportando las heces,
he vivido dos años en el Pueblo de las Moscas
y aprendido a nutrirme de lo que suelto.

            ¿Es verdad eso que dicen que hay una bipolaridad artística, con dos planos en la vida: el artístico y el personal? Dejo esa pregunta en el aire.



Comentarios

  1. Es bueno leer todo aquello que se salga de lo convencional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gran poeta incomprendido por todos aquellos faltos de comprensión.

      Eliminar
    2. Para algunos un verdadero perro verde literario.

      Eliminar
    3. Pero digno de ser leído, digno del mayor de los recuerdos, del mayor de los elogios, y...digno de las mejores bibliotecas.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El séptimo círculo del infierno

Entre fotógrafos, directores y escritores de fama

Retratos y encuentros

A Dolores

El signo del gato

Dirty Old Town (Vieja y sucia ciudad)