El problema de la vivienda (O problema da habitaçao)



Triste es comprar castañas después de la corrida de toros,
entre el humo y el domingo en la tarde de noviembre
y tener como futuro el asfalto y mucha gente
y detrás la vida sin ninguna infancia,
revisando todo esto algún tiempo después.

La tarde muere por los días fuera
Es muy triste caminar entre Dios ausente.

Pero el poeta administra la tristeza sabiamente.

Texto original

Triste é comprar castanhas depois da tourada
entre o fumo e domingo na tarde de novembro
e ter como futuro o asfalto e muita gente
e atrás a vida sen nenhuma infancia
revendo tudo isto algum tempo despois.

A tarde morre pelos dias fora.
É muito triste andar por entre Deus ausente.

Mas, ó poeta,  administra a tristeza sabiamente.


Ficha técnica

Título original: ‘O problema da habitaçao – Alguns aspectos’
Título en español: ‘El problema de la vivienda’
Autor: Ruy Belo
Introducción: Cristina Firmino
Coordinador de la colección: Nuno Júdice
Portada: Paulo Scavullo
Editorial: Presença
4ª Edición: Lisboa – Febrero (1997) – Esta obra fue publicada por vez primera en 1962 (Círculo de Poesía, Livraria Moraes Editora-Lisboa)
Depósito Legal nº 102 734/96
Tapa: Blanda
Págs. 57
Género: Poesía portuguesa
Idioma: Portugués



       Para algunos estudiosos del tema, Ruy Belo está considerado como uno de los autores más notables de la poesía portuguesa contemporánea. Este libro tiene notables influencias religiosas, (era la época en que estaba integrado en el Opus Dei, aunque también creo que es debido a sus estudios, ya que era un hombre de vastos conocimientos) numerosas alusiones a Dios, al pecado original y a la muerte, jugando mucho con las palabras, construcción-deconstrucción, vida-muerte, usando al mismo tiempo las formas y técnicas tradicionales en poesía. Comparándolo con José Luís Peixoto del que también haré una pronta reseña me ha resultado un poco complicado de leer, porque su poesía resultó ser demasiado profunda para mis cortos conocimientos en el tema.

       Lleno de melancolía, rememorando al pasado, (del cual busca algo que bajo mi punto de vista no puede recuperar) mira al futuro con pesimismo, esa distancia que nos separa del mismo no nos traerá nada nuevo, nada importante, porque al final seguimos siendo pecadores, y nos espera el mismo fin, ‘la muerte’ en unos individuos que nos buscamos a Dios, un Dios que nos mira y que da su aliento sobre nosotros, que como humanos solo sabemos darle la espalda.



Tenemos aquí una traducción manuscrita de un genial 
Borges ('Arte Poética')  a cargo de Ruy Belo, un claro ejemplo de cómo era el autor.

       Al final solo seremos un recuerdo, un epitafio pero a pesar de todo aún podemos alcanzar la redención, esa liberación  que muchos seres humanos ansían gracias a Dios. Un libro de una gran complejidad, que encierra (en su autor) una gran introversión, un hombre de ventanas traseras, nada abierto al mundo, encerrado en un gran pesimismo que le carcome, por lo menos eso he creído entender con sus poemas, siempre envuelto en esa especie de saudade o saudismo que le carcome.

       1º También pienso que el autor pretende comunicarnos que como humanos buscamos nuestro lugar en el mundo, nuestra vivienda, y esa vivienda nos hace ser nómadas mientras dure nuestro paso por la vida, buscando cosas que muchas veces resultan ser vanas. Ese ‘nomadismo’ se puede apreciar en la dedicatoria que Ruy Belo hace a un amigo suyo al comienzo del libro.

Ao nómada amigo do Ruy Cinatti

         2º Nuestros actos siempre deben quedar reflejados para ser juzgados, para que otras personas, aquellos espectadores que nos contemplan, o los que lo harán en el futuro encuentren su lugar, teniendo en cuenta tanto nuestros aciertos como nuestras equivocaciones. De ahí el segundo apunte que aparece en la publicación, que es la siguiente:

É obrigatoria a inscriçao no registro civil dos factos essenciais relativos ao individuo… nomeadamente dos nascimentos, casamentos e óbitos.
Art. 2º do decreto-lei de 18/02/1911




       No todo va a ser negativo, hay algo en su poesía que si me ha gustado, que me llama poderosamente la atención y es cuando dice que un autor muere cuando termina su obra, cuando esta ya se ha acabado, y que tiene que volver a resurgir, a resucitar a la vida, salir del mundo de los muertos con otra nueva obra, que naturalmente tiene que superar a la anterior. El autor es un ‘Ave Fénix’ que nace y muere constantemente según va avanzando su obra, según la va creando a su imagen y semejanza, al igual que hizo Dios con Adán y Eva cuando los creó.

       Finalmente pienso que ni somos Adán, ni somos Eva, ni pecadores, ni seres olvidadizos con nuestras responsabilidades, ni con el mundo y el ambiente que nos rodea, tan solo somos seres humanos, con nuestras virtudes y nuestros defectos, que debemos de mirar el pasado como experiencia, mirando al futuro como lo que es, ese fin de camino que nos hará ser mejores personas.


Grandeza de Homen (Aquele grande rio Eufrates) 

       Fallecido de forma prematura su pequeña obra es de una amplia divulgación, siendo objeto de estudio y traducida al español desde unos pocos años, los lectores de este país estamos conociendo su poesía, demasiado metafísica para mi gusto, cultista y creo también que pesimista, algo que pienso iba dentro de su persona. (A lo mejor leyendo un poco más  su obra, introduciéndome en su particular mundo de citas bíblicas, textos latinos, ciudades antiguas muy del pasado, su vida también nómada, pues vivió unos años en Roma a causa de sus estudios y preparación de su doctorado, este en apenas dos años, todo un record, sin olvidarnos de  España donde se sentía alejado de su lejana y querida Portugal pudieran hacerme cambiar de opinión, siempre hay tiempo para rectificar.)


Fotos de la Biblioteca Ruy Belo (Queluz-Portugal)
Agosto 2005

A mao no arado
(La mano en el arado)

Feliz aquele que administra sabiamente
a tristeza e aprende a reparti-la pelos días.
Podem pasar os meses e os anos nunca lhe faltará.

Feliz aquel que administra sabiamente
la tristeza y aprende a repartirla por los días.
Pueden pasar los meses y los años nunca le faltarán.

É triste ir pela vida como quem
regressa e entrar humildemente por engano pela norte dentro.

Es triste ir por la vida como quien
regresa y entra humildemente por error en el norte dentro.

O último inimigo
(El  último enemigo)

Eu siempre fui estrangeiro nesta tierra
nao fiz mal a Deus por nada de este mundo.

Só vi cair as árvores em julho
e conheci também a extrema solidao do vento
cravada como un escrúpulo na carne.


Siempre he sido extranjero en esta tierra
no hice mal a Dios por nada de este mundo.

Sólo vi caer los árboles en Julio
y conocí la extrema solidez del viento
clavada como un escrúpulo en la carne.


Me gustaría terminar con unos versos del propio autor que se encuentran en su poema ‘Prince Caspian’:

“A poesía é uma loucura de palabras”







Comentarios

  1. ¿No consideras a Ruy Belo un poco complicado de leer?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando estás habituado a tras cosas sí, pero esa melancolía portuguesa, esa discrepancia entre el hombre y su fe...

      Eliminar
    2. Metafísica y fe pueden formar un buen binomio.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tom Wolfe

Los Premios Nobel

Feria del Libro Madrid 2018

Nikolái Gumiliov

Fred Vargas

El fuego invisible