Una librería en Berlín




‘Una librería en Berlín’ nos descubre, milagrosamente intactas, la voz, la mirada y la emoción de una mujer valiente que se enfrenta a la adversidad sin perder la fe en el ser humano, y cuya determinación la llevará a evitar un destino trágico.


Ficha técnica:

Título: ‘Una librería en Berlín’
Título original: ‘Rien oú poser sa téte’
Autora: Françoise Frenkel
Traductor: Adolfo García Ortega
Editorial: Planeta, bajo el sello de Seix Barral
Colección: Biblioteca Fomentor
Prólogo: Patrick Modiano
Diseño original de la colección: Josep Bagá Associats
Primera Edición: febrero de 2017
ISBN: 978-84-322-2999-2
Fotografía de la cubierta: Nina Leen/The Life Picture/Collection/Getty Images
Diseño de la cubierta: Planeta Arte & Diseño
Tapa blanda

Patrick Modiano, autor del prólogo

 Biografía de una mujer única y valiente:



       FrançoiseFrenkel nació en Polonia en 1889. Fue librera y escritora, (hermosos oficios ambos) que abrió junto a su marido Simon Rachenstein, la primera librería francesa en Berlín: ‘La Maison du Livre’. En 1939 no tiene más remedio que exiliarse en Francia, siguiendo los pasos de su marido que se había marchado antes al ver cómo estaba la situación en la capital alemana, pero el tiro o la jugada le salió mal al igual que muchos miles de personas en su situación, ya que acabó en Auschwitz, donde murió en 1942.




       Tras la invasión alemana, Frenkel se refugió en zona libre e intentó, de manera clandestina, (no había otra manera de hacerlo) llegar al paraíso suizo. Una vez lograda esta vital aventura, y ya segura en el país de las altas montañas escribió esta novela, ‘Una librería en Berlín’, que es el extraordinario testimonio de su vida durante el exilio en Francia, que publicó una pequeña editorial suiza en 1945, (las grandes emporios editoriales se perdieron el placer de publicar esta fenomenal obra, y lastimosamente el dejar en un total anonimato a esta maravillosa narradora, que nos hubiera deleitado gracias a su amor por los libros con unos geniales relatos. Como siempre y casi siempre, la historia es esquiva con los grandes, con los genios, esos seres indestructibles que hubieran dejado una huella imborrable en su paso por la vida, una verdadera pena), y cuya única reseña (que lamentable) de la época la tenemos en la revista ‘Le Mouvement Féministe´, que más o menos dijo lo siguiente: “Rayos luminosos se deslizan entre las imágenes de miseria… Ni una queja, solo hechos narrados con decencia y contención, de una manera muy viva. ¿No sería la propia Françoise Frenkel una de tantas heroínas desconocidas?” Tras la publicación original del libro, poco más hemos sabido de esta gran mujer, murió en el total de los anonimatos en Niza en 1975.



       La Editorial.

“Como siempre las apostillas, comentarios adicionales, pensamientos y demás son totalmente de mi propia responsabilidad.




Argumento:

       El prólogo es bien claro al principio del libro, el motivo por el cual fue escrito.

Es deber de los supervivientes rendir testimonio con el fin de que los muertos no sean olvidados ni los oscuros sacrificios sean desconocidos.
Ojalá estas páginas puedan inspirar un pensamiento piadoso para aquellos  que fueron silenciados para siempre, exhaustos por el camino o asesinados.

    Esto es lo que nos hemos encontrado en la historia, no nos ha mentido para nada, la narración en primera persona de una mujer, que con decisión y valentía decide abrir la primera librería de literatura francesa en Berlín, que contra viento y marea, hasta con el riesgo de su propia vida decide mantenerla  abierta, hasta que la situación se hace insostenible, no teniendo más remedio que cerrarla y huir, intentar mantenerse con vida hasta su destino final, Suiza paraíso de muchos, carretera o camino de muerte para otros.  

"El montañoso país de Suiza"

    Consigue sobrevivir como buenamente puede, contando siempre con la colaboración y ayuda de esos seres anónimos, ese montón de personas que ayudaron a esconderse, a pasar al otro lado de la frontera a esas pobres familias, seres que su único delito había sido nacer judíos, ser considerados razas inferiores o simplemente ‘ocupados’, la barbarie humana no tiene límites, y la salvación solo la tenían unos pocos privilegiados. La suerte que corrieron fue bien diversa, pero es contada con un increíble realismo y claridad, que no da lugar a dudas. 

Niza, una de las ciudades refugio de nuestra protagonista, a veces la belleza de una ciudad puede guardar muchas tristezas...

    Todo ello visto y contado a través de los ojos de esta mujer, que sintió y padeció en sus propias carnes el ser considerada una “apartada de la sociedad”, una apestada, un ser “con derecho a nada”, cuyo único destino era primero la deportación y después las terribles campos de concentración, ese maldito invento de nuestra perversa sociedad, algo para recordar, pero también para olvidar. Una narración que nos enseñará la otra parte de las guerras, de los conflictos bélicos, aquellas que muchas veces no salen en las “pelis” porque es la parte que no vende, que no ‘mola’, y es importante, porque nos hiere en nuestras conciencias, nos recuerda el drama de los migrados, de los exiliados, de los huidos por cualquier motivo, ya sabéis a lo que me estoy refiriendo, y porque en un instante de nuestra vida puede cambiar nuestra cómoda posición, siendo nosotros mismos una ‘Françoise Frenkel’ intentando salvar nuestra pobre alma, huyendo sin destino fijo hacia nuestra salvación. 


    Cuando leo un libro muchas veces lo intento relacionar con otro cuya lectura efectué en el pasado, y a medida que las páginas iban avanzando, llegaba a mi memoria otra historia muy particular, desgarradora, de ruptura, otro ‘sin tierra’ que luchó por conseguir su libertad, de ser reconocido como  lo que realmente era, un ucraniano que intentó que nunca se perdiera su plasticidad, su elasticidad como ser humano. Me estoy refiriendo a otra gran historia personal, también vivida y contada en primera persona, Izraíl Metter y su fantástica La quinta esquina, que humildemente recomiendo leer, aunque spoilers  aparte es una historia muy triste que os encandilará.





Comentarios

  1. Cuando el amor por los libros puede más que cualquier cosa, incluida tu propia vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros son una maravillosa fuente de escape, incluso en las situaciones más difíciles.

      Eliminar
    2. Tienes toda la razón, una mujer valiente que se ha convertido en una gran desconocida, y que amaba a los libros más que a su propia vida.

      Eliminar
    3. Son heroínas de película.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El viaje de los "Cuerpos Celestes"

Las claudicaciones: Angelina Gatell

La nueva misión.

El signo del gato

Suliko (Alma)