El nombre de la rosa



La portada es cortesía de editorial Lumen



Ficha técnica:

Título: “El nombre de la rosa”.
Título original: “Il nome della rosa”.
Título provisional del autor: “La abadía del delito.”
Título soñado por el autor: “Adso de Melk.”
Fecha de publicación: 1980
Traductor: Ricardo Potchtar Brofman
Págs. 389
Lectura: Ebook (www.eBooket.com)

Argumento:

El libro está inspirado en el monasterio de Sacra di San Michele, debido a sus leyendas. Su camino era por el que llegaban a la abadía los dos principales protagonistas de la historia, el fraile Guillermo de Baskerville (franciscano,) y el novicio Adso de Melk (benedictino), con lo que se crea una curiosa combinación, que a mi particularmente me animó más en la lectura. (Me explico: debido al “morbo” existente entre ambas reglas,) yo me callo sobre cuáles son mis gustos particulares.


El S. XV dio para mucho, por ejemplo para recrear esta novela histórica y de misterio, en una época bastante tumultuosa en sentido religioso, donde todos querían tener la verdad, sin olvidarnos del ámbito político.

Nuestros dos protagonistas llegan a un famoso monasterio, donde de forma misteriosa están muriendo frailes (se cree que asesinados,)  y el Abad aprovechado la visita de estos personajes, le pide a fray Guillermo que investigue los crímenes que se están produciendo en la abadía, pero poniéndole una única condición, tiene campo libre para todo, menos para una cosa, visitar la biblioteca, pues no debe de hacerlo bajo ningún pretexto, aunque sea para solucionar el “problema” que se les viene encima.

Fray Guillermo se pone manos a la obra, ayudado por el fiel novicio Adso, utilizando toda su materia gris (muy al estilo de Sherlock Holmes) para encontrar cual es el problema, y lo más importante de todo, quien es el asesino, porque en esa abadía benedictina perdida de los Apeninos Ligures, no se puede dormir tranquilo, ya que cualquiera de sus apacibles habitantes pudiera ser el siguiente en morir, lo que llena de temor a los mismos, dando a entender de que todos son enemigos de todos.


Toda la obra también está envuelta en la crisis religiosa del S.XIV, debido a la polémica surgida entre los franciscanos espirituales y el Sumo Pontífice, acompañados como no de los dominicos, (la dichosa pobreza de los demonios que debe de envolver a la iglesia…)

Algo importante que destacar sobre la novela en sí, es que el autor pone en boca de los protagonistas multitud de citas de autores medievales, (que a veces pudieran cansar al lector.) Ecco actúa de esta manera porque pertenecía al Gruppo 63, que iba en pos de nuevas formas  lingüísticas, que cambiaran las formas literarias, intentando romper esquemas que imperaban en esos momentos.


¿Sabéis lo mejor de esta novela? Que a pesar de su lectura, no me negaréis que por momentos es difícil y pesada, tuvo un gran  éxito popular. Por lo tanto se demuestra la teoría de que normalmente “es el libro quien llama al lector”.

A modo de anécdota, voy a empezar con unas palabras de Umberto Ecco sobre este libro, que casualidad, son parecidas a otro texto que leí a continuación de este, (y del cual ya hice la reseña) y el autor se expresa de forma parecida:

En un clima mental de gran excitación leí, fascinado, la terrible historia de Adso de Melk, y tanto me atrapó que casi de un tirón la traduje en varios cuadernos de gran formato procedentes de la “Papeterie Joseph Gibert”, aquellos en los que tan agradable es escribir con una pluma blanda…

Y de repente me acordé de La noche del oráculo” de Paul Auster, en donde dos de los protagonistas Sidney Orr y John Trauser, escriben de una forma casi adictiva en unos cuadernos portugueses de color azul, comprados en la tienda de un misterioso chino apellidado Chang, que pone a su negocio de papelería el sugestivo nombre de “El Palacio de Papel”.

La foto corresponde a biblioteca de la Universidad de Coimbra (Portugal)

       La abadía en donde se desenvuelve la trama, es famosa por su biblioteca, admirada en muchas partes del orbe, que como cabe de esperar es de difícil acceso, por tanto el lector deduce que en ella hay una información que no debe de salir a la luz, que no puede estar al alcance de todos, y tanto el Abad como el bibliotecario se encargan de que así sea.

       Se van sucediendo una serie de muertes que los monjes creen que es debida a la maldición del Apocalipsis de Juan, Jorge de Burgos, uno de los frailes más ancianos, pone de su parte para atemorizar a sus compañeros, convenciéndoles de que el fin está cerca. Guillermo y Adso se pasan por alto todas las normas de la abadía, y descubren que todas las muertes son debidas o están relacionadas con un libro envenenado, un libro que parecía perdido, pero del cual hay una copia en la abadía, (La Poética de Aristóteles.)



       La novela está narrada por uno de sus protagonistas Adso de Melk, (como si fuera un doctor Watson comentando las aventuras pasadas con su viejo amigo Holmes,) cuando era discípulo de Guillermo de Baskerville, que a lo largo de la lectura me recordaba a un personaje más reciente, que muchos de vosotros conocéis, a la hermana Ottavia Salina, la monja creada por Matilde Asensi para sus exitosas novelas sobre “El Catón”, porque pecaba de orgullo, además de la soberbia, debido a su gran inteligencia, y en otras pocas al padre Brown de G.K. Chesterton y no por su candor.

       Si queréis saber el final y como termina, pues eso es fácil, una buena lectura del mismo te sacará de toda duda, y una cosa más, a pesar de sus pequeños defectillos, es un gran libro, una buena novela que no se debe pasar por alto, y un texto que no debería de faltar en las estanterías de nuestra biblioteca. Recuerda, el espíritu de Guillermo de Baskerville puede vagar por ella.




Premios:

Strega: Máximo galardón literario en Italia.
Premio Médicis Extranjero.
Ha sido publicada en treinta y cinco países.

       Para el diario francés Le Monde es uno de los 100 mejores libros del S.XX. Estas palabras del autor me encantan, por tanto las transcribo:

“La novela debe de ser una máquina de generar interpretaciones, y no corresponde al autor facilitarlas.”


(Después algunos se cabrean cuando no se acierta con lo que piensan sus personajes, y dicen que no hemos atinado para nada en el matiz que ha dado los mismos, ¿será que hemos efectuado una mala lectura…?)



Comentarios

Entradas populares de este blog

El motel del voyeur

Petirrojo

Premio Princesa de Asturias de las Letras 2017

SALVEMOS A LA BALLENA BLANCA (Gerónimo Stilton )

A propósito de Goytisolo