Suliko (Alma)



Paseando por Rusia II:

   Es una canción popular tradicional georgiana, pero no es una canción cualquiera, era la canción favorita del dictador ruso Iósif Stalin, por lo que llegó a ser conocida en toda la antigua URSS, y pienso que (esto es lanzarse directamente a la piscina) llegó a ser tan célebre no por su calidad, sino más bien porque gustaba al mandamás general de la época, que viendo cómo se las traía mejor era no enemistarse con el amigo, por tanto, si le gustaba a él, le gustaba a todo el mundo. No creo que una persona que pensaba lo siguiente: “El arte no pertenece al arte, sino que el arte pertenece al pueblo”, palabras del mismísimo Lenin, su “sensibilidad” no debía de llegar muy allá, ni más lejos de lo que alcanza tu mano. Vamos que sus afectos eran como una verdadera pedrada en la cabeza.
     La canción dice más o menos así:


Buscaba tu pequeña tumba
en el bosque,
y vi una rosa de la cual
el rocío caía como lágrimas.

Grité: “Sulikó”
eres tú quien has florecido
tan lejos…



   Pero a mi mente llegan las imágenes de toda esa cantidad de personas leales al régimen que fueron asesinadas, ejecutadas en una época donde las purgas estaban a la orden del día, y que muchas de ellas no tenían culpa de nada. Fueron tiempos de insomnio, temor, terror y chivatazos, tiempos de represalias, de intrigas palaciegas. Tiempos en donde la cultura estuvo muerta, en donde la creación estaba malherida, y donde la sensibilidad para cualquier tipo arte era considerada una traición al régimen, en fin; la pequeña tumba en el bosque sigue llorando, lo que ha florecido está marchito… “el culto a la personalidad había triunfado”. La única cultura básica, la única cultura verdadera era aquella donde la gente es educada bajo los auspicios propagandísticos que su malvado mecanismo político había creado, y si no que se lo pregunten a todos aquellos que acabaron encarcelados, enviados a Siberia o en el mejor de los casos reeducados socialmente.






Comentarios

Entradas populares de este blog

El enigma Vivaldi

Andrei Platonov

En busca de New Babylon

Winétt de Rokha

Balzac y la joven costurera china

Aquel gran río Eufrates (Aquele grande rio Eufrates )