Elizaveta Voronyanskaya


Paseando por Rusia IX 

La amanuense de Aleksandr Solzhenitsyn, la mujer cuyo suicidio nunca resultó inútil, pero ¿tal vez pudiera ser un asesinato en toda regla?

Malditas sean las torturas y todos aquellos que las aplican,
malditos sean aquellos que las permiten para cumplir sus fines,
a los que silencian a los “silenciosos”.

Malditos todos aquellos, que sean del régimen que sean
utilizan la cultura para su propio benefico, para su maldad,
acallando a todos aquellos partícipes de la verdadera cultura.
("El pequeño guisante")



born2bsomething.blogspot.com.es

Nombre en clave (Q)

   Elizaveta Voroyanskaya apareció ahorcada en su celda cuando el manuscrito de Aleksandr Solzhenitsyn, “Archipiélago Gulag” cayó en manos de la K.G.B. El gobierno estalinista, mediante sus grandes purgas seguía haciendo de las suyas, para intentar silenciar a todos aquellos que denunciaban lo denunciable, a todos aquellos que describían la cruda realidad, el puro fracaso, y la poca importancia que tenía el pueblo para esos personajes que decían ser su gobierno. 


Poster de propaganda de la KGB
(El cartel ya lo dice todo)
     Como todos ya sabéis la salida del manuscrito “Archipiélago Gulag” de Rusia, es bastante rocambolesca, con un microfilm de por medio, pero Solzhenitsyn deseaba que el libro fuera publicado primero en su país, (lógico, yo también creo que hubiera pensado lo mismo) pero el ojo que todo lo ve, esa maldita K.G.B. que todo sabe, se dio cuenta del asunto, y tras torturar a la pobre Elizaveta descubren donde se escondía el maldito manuscrito de los demonios…, y a ella colgada en su apartamento, creyéndonos así todos que se suicidaba para “purgar sus penas”, de película, una situación digna del mejor guion. La K.G.B. hace las cosas a su manera, y Elizaveta no podía ser la excepción. (Su nombre en código era Q)


 Aleksandr Solzhenistyn

Una serie de ayudantes desinteresados, casi, casi santos (pues sabían de antemano lo que les podía ocurrir si les pillaban) ayudan a que todo esto salga bien. El más trágico fue el de la bibliotecaria retirada de Leningrado Elizaveta (Denisovna) Voronyanskaya, que escribió (transcribió más bien) el "Archipiélago Gulag", fue localizada en 1973 por la K.G.B., la interrogó durante cinco días, y se enteró en donde estaba escondida una copia del manuscrito, lo que provocó su publicación en Occidente y la posterior expulsiófn de Solhenitsyn a la Alemania Oriental. Voronyanskaya fue hallada colgada en su pequeño apartamento comunal, y fue enterrada en secreto antes de que el cuerpo pudiera ser inspeccionado, (habitual en estos casos, no se podía esperar otra cosa. Hasta el día de hoy no está claro si su muerte fue suicidio o asesinato.)

Este último párrafo está traducido del blog:

legendofpineridge.blogspot.com., porque hay que tener una cosa bien clara, (al César lo que es del César.)







Comentarios

  1. Metafóricamente hablando. Todos aquellos individuos que tratan de tan mala manera a la cultura y sus artífices, deberían de pasar por los mismos padecimientos que la pobre Elizaveta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El arte solo debe de pertenecer al arte.

      Eliminar
    2. Solzhenitsyn tenía que haber dado la cara y no ser tan cobarde.

      Eliminar
    3. El lado oscuro de la historia siempre ha dado mucho que hablar..., unos reciben premios, mientras que otros caen a los infiernos.

      Eliminar
    4. Bueno, supongo que Solzhenitsyn también se jugó lo suyo en muchos aspectos...,¿no crees?

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Balzac y la joven costurera china

La coherencia de la incoherencia

El enigma Vivaldi

El problema de la vivienda (O problema da habitaçao)

Paul Auster ‘fina esencia’

El pintor que escribía