Niccoló Paganini: "Violin Sonata Nº 6"







Aunque parezca extraño, esto me ayuda a escribir,  a relajarme, es un reencontrarme a mí mismo. Me hago mayor, la suela de mis “creepers” se gastan, y el orgullo de seguir escribiendo, de ser yo mismo siempre seguirá en pie.

(Nunca dejaré de ser “El pequeño guisante”)




La música y la literatura no deben de estar reñidas…me encantan



Comentarios

Entradas populares de este blog

Una librería en Berlín

No pasó nada (Nao foi nada)

Una casa en Bleturge

El signo del gato

La biblioteca de los libros rechazados