Niccoló Paganini: "Violin Sonata Nº 6"







Aunque parezca extraño, esto me ayuda a escribir,  a relajarme, es un reencontrarme a mí mismo. Me hago mayor, la suela de mis “creepers” se gastan, y el orgullo de seguir escribiendo, de ser yo mismo siempre seguirá en pie.

(Nunca dejaré de ser “El pequeño guisante”)




La música y la literatura no deben de estar reñidas…me encantan



Comentarios

Entradas populares de este blog

El viaje de los "Cuerpos Celestes"

Las claudicaciones: Angelina Gatell

La nueva misión.

El signo del gato

El perro que me cambió la vida: John y George