La luna del oeste





Ficha Técnica:

Título: “La luna del oeste”.
Autora: Carmen Gómez Ojea.
Ediciones Destino
Colección Áncora y Delfín
Volúmen: 748
1ª Edición: Octubre 1995
Págs: 246
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 84-233-2550-4
Cubierta: Ángeles Santos, “Un mundo, 1929” (fragmento)

Argumento:

   “La luna del oeste” es una colección de relatos acerca la frágil tranquilidad de la existencia cotidiana y de cómo la persiguen la fatalidad o el desconcierto. Cada historia se centra en un personaje, habitualmente una mujer, que vive escindida entre lo que es y lo que quiso o pudo ser, acosada por presencias y recuerdos, por el rencor, el horror, el odio o los celos.

   Desde la historia de una huérfana que espía a su profesora particular en “Epifanía de la señorita Violante”, hasta el brillante retrato sobre resentimiento y soledad que es “Mujer garduña”, -construido a partir de una anécdota inicialmente trivial acaecida en un supermercado-, pasando por la devastadora narración del vacío existencial que esconde la vida satisfecha de la señora Eñe, en “Sigilo sacramental de una dama morena”, o por la crónica de la mutilación que experimenta una niña para poder heredar en “Misa amadora”, Carmen Gómez Ojea crea una serie de personajes de una fuerza sobrecogedora, palpables y malditos, inquietantes y a la vez subyugadores.

   Con una crueldad luminosa heredada de los mejores cuentos de hada, “La luna del oeste” deja una brillante estela de buen hacer literario, y confirma una vez más que Carmen Gómez Ojea –cronista, cuentista y maga- es una de las autoras más interesantes de la narrativa española de finales del siglo XX.
(La editorial)





Sobre la autora:

   Nació en Gijón (mi ciudad del alma; una de las ciudades más bonitas del mundo, que os animo a visitarla) en 1945. Se licenció en Filología Románica por la Universidad de Oviedo. En 1981 obtuvo el Premio Tigre Juan con “Otras mujeres y Fabia” y el Premio Nadal por su novela “Cantiga de agüero”. Ha obtenido otros galardones, como el de “Una palabra otra” convocado por las librerías de mujeres del Estado, conseguido con “La novela que Marien no terminó” el Ala Delta de Literatura Infantil y Juvenil, merced a “La niña de plata”, y el Carmen Conde de poesía con el poemario titulado “En la penumbra de la Cuaresma”. Además tiene publicadas otras dos novelas. “Los perros de Hécate” y “Pentecostés





Opinión personal: (pero que muy personal.)

    Que puedo decir yo acerca de esta escritora. En primer lugar que me he encontrado con un libro de relatos extraordinarios, perdón mejor dicho de cuentos, porque ella en realidad es una cuentista, una verdadera cuentista. Si alguno de vosotros ha tenido la ocasión, la suerte de escucharla en sus pequeñas colaboraciones con la RTPA (Radio Televisión del Principado de Asturias) lo comprobaréis y sabréis porque lo digo, una auténtica show-woman, una amante de su trabajo, de los libros y en especial de sus historias, ya que nos encontramos y no quiero repetirme, con una auténtica cuentista de los pies a la cabeza, de los que muchos tenemos que aprender, donde crea esos inmensos y extensos mini mundos, mini galaxias personales que nos llenan a todos, dejándonos con un buen sabor de boca, porque es una persona que domina su oficio, y para mí eso es de envidiar.




    Terminas una historia y ya estás pendiente de la siguiente, pensando en cómo te va a sorprender la autora, con qué personaje con ambientes, ya que ella con unas atmósferas sencillas, nada particulares, con vidas normales y corrientes se pueden crear esas historias, esas narraciones que son capaces de atraparte desde la primera línea, unas maravillosas lecciones de cómo escribir bien.

Resquiescat

Anochece, y me siento a su lado, en el confidente del gabinete contiguo a su alcoba, donde bebo la primera copa de licor de mi vida. Es ella también quien me enciende el primer cigarrillo.

De sus labios aprendo canciones picantes, protagonizadas por alegres floristas, seductoras de vejetes, que no terminan tosiendo febriles en un desván sin aire, sino convertirlas en rozagantes (satisfechas, orondas…) señoronas que tragan, beben  e intrigan como Mahaut la borgoñona.

Pentáfilon

Ya no eran cinco dedos de una mano ni las cinco hojas de una rama. Se había muerto el canto que entonaban al unísono las cinco gargantas. En verdad, desde el insntante de la partida de Preciosa había empezado a romperse aquel Pentáfilon restante.



   En pocas palabras un libro de cuentos, sobre historias de extrañas y maravillosas mujeres que me ha enamorado, y sobre todo estos libros que ya han tenido antiguos dueños siempre vienen con sorpresas, y me encantan porque tienen muchas vida en su interior.


  Veintiún relatos que te apasionarán, veintiún relatos de los cuales todavía no se cual resaltar, veintiún relatos tan diferentes, tan dispares que te llevarán a esos ignotos mundos que solo se pueden encontrar en la mente de ciertos escritores, y veintiún relatos de esta gijonesa que me ha entusiasmado leer. Gracias por seguir escribiendo…



Comentarios

Entradas populares de este blog

El motel del voyeur

Petirrojo

Premio Princesa de Asturias de las Letras 2017

SALVEMOS A LA BALLENA BLANCA (Gerónimo Stilton )

A propósito de Goytisolo