La noche del oráculo






Ficha técnica:

Título: La noche del oráculo
Título de la edición original: Oracle Night
Autor: Paul Auster
Traducción: Benito Gómez Ibáñez
Editorial: Anagrama
Págs. 257
Diseño de la colección: Julio Vivas
Ilustración: foto © Andreas Feininger, Hulton Archive Images/Time Life Pictures
ISBN: 84-339-7044-5

Argumento:

Sidney Orr es escritor, y está recuperándose de una enfermedad a la que nadie esperaba que sobreviviera. Y cada mañana, cuando su esposa Grace se marcha a trabajar, él, todavía débil y desconcertado, camina por la ciudad.


Un día compra en “El Palacio de Papel”, la librería del misterioso señor Chang, un cuaderno de color azul que le seduce, y descubre que puede volver a escribir. Su amigo John Trauser, también escritor, también enfermo, también poseedor de otro de los exóticos cuadernos azules portugueses, le ha hablado de Flitcraft, un personaje que aparece fugazmente en “El Halcón Maltés” y que, como Sidney, sobrevivió a un íntimo roce con la muerte, creyó comprender que no somos más que briznas que flotan en el vacío del azar, y abandonó, sin despedirse, mujer, trabajo, identidad y se inventó otra vida en otra ciudad.


En la novela que Sidney Orr está escribiendo en su cuaderno azul, Flitcraft se ha convertido en Nick Bowen, un joven editor que, tras salvarse por un pelo de la muerte cuando una gárgola de piedra se desprende de un viejo edificio y cae donde él había estado un segundo antes, también parte sin despedidas rumbo a Kansas, llevándose el manuscrito de una novela inédita y perdida durante mucho tiempo de una escritora famosa de los años veinte (entendemos que del siglo pasado), y cuyo título es “La noche del oráculo”. Y en paralelo a la novela de Nick, Orr va contando la novela de su propia vida, de su encuentro y su matrimonio con Grace, una mujer cuyo pasado desconoce… (En definitiva un libro dentro de otro libro.)

(Chrysler Building en N.Y. - Situado en el piso nº 61)

Editorial Anagrama.
Las apostillas son mías.

Puedo definir o mejor dicho describir la novela como fascinante, aunque mi primera idea era empezar con algo así : “El mundo según Paul Auster”, pero me parecía muy manido, así que he empezado al estilo clásico, porque el maldito cuaderno azul portugués también me tenía atrapado de narices, y me entraron unas ganas tremendas de conocer al misterioso señor Chang, (para que me llevase por esos tugurios tan celados al gran público, recónditos lugares de un oculto Nueva York, conocidos por pocos), descubriendo a extrañas mujeres, como Grace, la esposa del protagonista de tan atrayente historia, que va acompañada, amenizada de un escritor famoso, con reconocido talento dentro del mundo literario, que ayuda a Sid Orr en su carrera de literato, porque por una misteriosa razón desea encumbrarle dentro de este mundo de la pluma y el papel, regalándole un manuscrito que pudiera lanzarle directamente a la gloria, desvelándose todo el misterio al final, gracias a las hábiles apreciaciones de nuestro protagonista, el enfermizo escritor Sid Orr, (que recordemos de nuevo que es de origen polaco, como nuestro autor Mr. Auster.)


Personajes salidos de otros personajes, historias dentro de otras historias, historias que se cruzan para que finalmente se entrelacen y sean una sola. La aparición de manuscritos ocultos, antiguas películas, antiguos libros… lo que comentaba al principio, una historia emocionante por la que se merece perderse entre las innumerables líneas de sus páginas, para saborearlas una a una pensando… ¿Que nueva ocurrencia tendrá el autor? ¿En cuál de todas las historias que tiene la novela estoy metido realmente? Un autor destacado con una sobresaliente narración, que merece muy mucho ser leída.


Sobre el autor:

       Su nombre completo así del tirón es Paul Benjamin Auster, y nació en Nueva Jersey un 3 de febrero de 1947 y es de ascendencia polaca, (algo que insinúa en la novela que estoy reseñando.) Como sucede con los grandes héroes, tanto anónimos como conocidos encontró una biblioteca (la de su tío), que le cambió la vida por completo.

       Su vida es un poco azarosa, (hasta que la literatura consiguió asentarlo.) Ha sido traductor de francés, marino, viajó a París para evitar ser enviado a la Guerra de Vietnam, suspendió su examen de ingreso para trabajar en el gran mundo del cine.


       La primera novela que escribió (bajo seudónimo: “Jugada de presión”) tuvo muy poco éxito. Ya más adelante empezó a publicar novelas con bastante aceptación como “Ciudad de cristal” y “Mr. Vértigo”. Más tarde vinieron “El palacio de la luna” y “Leviatán”.

       A largo de su vida ha cosechado importantes premios, y de los buenos como el Premio Médicis, Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, Premio del Gremio de Libreros de Madrid, (siempre me gustaron los premios dados por este colectivo,) o el Príncipe de Asturias de las Letras.

(Es la librería Moya, está en Madrid y ostenta el récord de ser la más antigua de la ciudad. Se encuentra en la calle Carretas de la capital de España, todo un ejemplo.)

       Es una persona políticamente consecuente, fiel a sus ideas ya que no ha querido visitar países que no son democráticamente correctos como China y Turquía.

       En “La noche del oráculo”, Auster juega con los anagramas, un ejemplo  claro lo vemos en el personaje de Trauser (Auster), la forma en describir la papelería y todo lo que había almacenado, creo que son parte de su identidad, como la forma de hacernos ver su enfermedad, o de cómo estaba amueblado su apartamento. Un libro de los que merece la pena ser releído para el disfrute del personal, en especial a todos aquellos que amamos las letras, y sobre todo las buenas historias.


Comentarios

Entradas populares de este blog

El enigma Vivaldi

Andrei Platonov

En busca de New Babylon

Winétt de Rokha

Balzac y la joven costurera china

Aquel gran río Eufrates (Aquele grande rio Eufrates )