El último Catón.



   Cuando llegué a la última hoja, al último párrafo, y a ese último punto   con el cual finalizaba el libro, eran las siete y media de la mañana, a veces el madrugar para leer me suele desestresar bastante, en especial cuando estoy en el turno de tarde y el trabajo suele ser abrumador. Cerré el libro muy lentamente y solo pude pensar: “Maldita sea, como se puede escribir tan bien.” Luego como dice mi hija los mini Elvis que tengo en la cabeza se pusieron rápidamente en movimiento, llegando tras esta deleitadora lectura mis contradicciones.

“Uno de mis grandes pecados es el orgullo, lo reconozco, el orgullo en todas sus variaciones de arrogancia, vanidad, soberbia… Nunca me arrepentiré lo suficiente, ni haré la suficiente penitencia, pero soy incapaz de rechazar un desafío o de amilanarme ante una provocación que ponga en duda mi inteligencia o mis conocimientos.
(Hermana Ottavia Salina)


    Una novela bien estructurada, unos personajes muy contrapuestos pero que saben trabajar perfectamente en equipo, un estilo claro, directo, siempre contado en primera persona por una de sus principales protagonistas, la hermana Ottavia Salina, consiguiendo que la lectura sea siempre amena, y nunca pierda el ritmo. Algo muy importante dentro de la obra es el gran trabajo que su autora Matilde Asensi ha hecho, pues detrás de la historia hay una gran recopilación de datos, información y estudios dignos de tener en cuenta, la autora trabaja muy bien tanto la documentación como la planificación. 

“La iglesia es santa, pero, sin duda, sus miembros son muy pecadores.”
(Capitán Kaspar Glauser-Röist)

  Atención, y esto no es un spoiler, que la gran diosa de las letras me castigue si es así, me gustaría comentar el final, si, estáis leyendo bien, el final, pues quiero empezar por ahí. Unos dicen que es muy simple, otros que flojo, algunos que previsible, otro tanto por ciento que era lo esperado. Es en el final donde mis contradicciones luchan entre sí por encontrar una respuesta adecuada ante tales dilemas, y humildemente pienso que la he encontrado, y por varias razones, que paso a explicar: 

  1. Es la misma historia en sí quien escoge el final más adecuado para la misma.

  2.   Los personajes van buscando su sitio dentro de la propia historia, y son ellos, y solamente ellos quienes escogen el final que quieren tener. 
   
  3.  Que el final no es nada creíble, y…. ¿qué importa eso? Al final es ficción por tanto puede ser todo lo creíble o increíble que uno quiera. ¿Eran los libros, las historias de Julio Verne, y de “algún alucinado más” (perdón por la expresión) creíbles en su tiempo?  

  4. Espero que alguno no se sienta ofendido por lo que voy a decir: ¿Pensáis que las novelas de Dan Brown, uno de los mayores vendedores de humo de la literatura universal son creíbles? “El Código da Vinci” se publicó en el año 2.003. mientras que “El último Catón” lo fue en el 2.001, mirar a ver quién es más cuentista, creíble o mentiroso.

  5.  Con todos los defectos que pudiera tener, Matilde Asensi es mucho mejor escritora, y con diferencia que el americano, que muchas veces resulta insufrible.

  6. Como “peros” dos cosas, un poquito de demasiada erudición y los círculos de Dante pueden llegar a cansar un poco.


“Al principio, la inseguridad me atenazó con cuerdas invisibles, pero después, con la piel sudorosa y el corazón a punto de rompérseme en pedazos, me di cuenta de que en aquella cama no solo estábamos Farag y yo, sino que también se movían conmigo, aprisionándome, los falsos tabúes y las ridículas hipocresías en las que me habían educado.”
(Ottavia Salina: “Basileía”)

   Lo que me llamó la atención de la obra fue uno de sus protagonistas, la hermana Ottavia Salina. ¿ una  monja que es protagonista de una novela  histórica, de aventuras y llena de acción, que al mismo tiempo es la responsable de los Archivos Secretos del Vaticano? Esta pregunta sin fin, y que prácticamente te deja sin respiración, fue la que me hice al leer el argumento de la misma, y me pareció muy interesante. Para rematarla hay una historia de amor, con lo que se intenta mantener esa tensión que tenga en vilo al lector,  y de por medio un capitán de la guardia suiza que ejerce como tal, mostrando su intransigencia vez tras vez, pero lo mejor de todo es que tiene algún que otro misterio escondido, y eso lo comprobaréis leyendo el libro.



   Una organización secreta conocida como los Staurofílakes les pondrá a prueba, y este triunvirato de héroes para nosotros nada anónimos tendrá que demostrar su inteligencia y astucia en todo momento, ¿qué más podemos pedir? En fin, unos “juegos olímpicos” un poco particulares, en donde tú puedes formar parte, si sigues con aplicación su lectura.

Argumento:

   Durante años, la religiosa Ottavia Salina ha trabajado como Directora de Restauración y Paleografía del Archivo Secreto del Vaticano. Pero a punto de culminar un importante estudio sobre dos códices bizantinos, el Prefecto del Vaticano requiere su presencia para una insólita misión: descifrar unos extraños símbolos grabados en el cadáver de un etíope. Junto al capitán de la Guardia Suiza Vaticana, Glauser-Röist, Ottavia comienza a trabajar, prácticamente a ciegas, sin otra ayuda que unas cuantas fotos del occiso y un perenne velo de secretismos. Un hecho inquietante y poco habitual que presiona a la religiosa a atar los escasos datos que posee, descodificando la conjunción de los tatuajes, además de rastrear cualquier indicio sobre la identidad del cadáver y las circunstancias que rodean su muerte…

Dante en el exilio, óleo atribuido a Domenico Peterlini 1822- 1891 -  (aprox.1860)

    Rendidos a las evidencias que logra reunir la religiosa, las altas esferas del Vaticano no tendrán más remedio que involucrar a Ottavia en una investigación de trascendental importancia mediática. Una indagación que será capitaneada por la monja y un destacado arqueólogo egipcio, que les conducirá por las rutas ignotas de antiguas creencias religiosas, siguiendo el mensaje iniciático de Dante y su camino hacia el purgatorio. Una sucesión de pistas que les llevará tras las huellas de la secta de los staurofílakes, aquellos por siempre considerados los auténticos custodios de la Cruz de Cristo.
Ed. Planeta.



Libros similares:

“Angeles y demonios”: Dan Brown.
“El Código da Vinci”: Otra vez Dan Brown.
“Iacobus”: Mejor que leáis este en vez de los dos anteriores. (Sra. Asensi)
“El regreso del Catón.” Matilde Asensi.
“Peregrinatio”: También de la Sra. Asensi.
“La conjura sixtina”: Philip Vandenberg (este es mi favorito)
“La cena secreta”: Javier Sierra.
“La hermandad de la Sábana Santa”: Julia Navarro
“La sangre de los inocentes”: Julia Navarro.
“El proyecto Galilea”: Mayte Para Torres, otro de mis favoritos.
“El nombre de la rosa”: de ese hombre sabio recientemente fallecido, Umberto Eco.
“Las horas oscuras”: Juan Francisco Ferrándiz.

  Y por no “enrollarme” tanto seguro que todos vosotros añadiríais algunos más a esta lista, que podía ser interminable.




Matilde Asensi:

  Es una escritora para tenerla envidia, ya que tiene más de veinte millones de lectores en todo el mundo, y eso no es moco de pavo, tiene que escribir realmente bien para que eso ocurra. En 1999 publicó su primera novela “El salón ámbar”, luego con Iacobus, hablamos ya del año 2000 llegó a ocupar el corazón y las estanterías de muchos lectores, quitando terreno a los grandes escritores allende de nuestras tierras.

  Con esta novela llegó su despegue internacional, casándose con un éxito que nunca la ha abandonado. Ella en sus novelas “hurga” perfectamente en los secretos, en los arcanos de nuestra humanidad y parece que de momento no le va nada mal, por eso es de esperar que todo lo que escribe Matilde Asensi se haya traducido a más de quince idiomas, ¿se puede decir algo en contra…?

Enlaces de interés:








Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, siempre consideramos mejor a lo que viene de fuera, que a lo que tenemos dentro, una pena, hay que romper una lanza por todo lo nuestro.

    ResponderEliminar
  2. Pues nada amigo... ¡Viva la cantera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Voy a lanzar una pregunta al aire,¿por qué las mejores novelas editadas hoy día en nuestro dichoso país son escritas por el sexo femenino? Me estoy refiriendo obviamente a las nacidas en España, ¿vale? dejemos de momento de lado a todas aquellas fuera de nuestras fronteras...

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Dama Azul

El laberinto de agua

La mala educación

El signo del gato

Todo Modo (Leonardo Sciascia)

A vueltas con Ferlosio