Drácula.


(La portada es de Penguin Classics, y esta ilustración es de Ben Templesmith.)


    Tal día como hoy un 18 de mayo de  hace 119 años, un irlandés genial, “el rey de los strigoi” Bram Stoker publicaba Drácula, una novela en que el personaje principal superaría con creces a su creador, haciendo que ambos pasasen por siempre jamás a la más absoluta fama. ¿Qué más se puede pedir?

   Una madre siempre será una madre, pero la madre de nuestro Bram le contaba historias de miedo cuando era pequeño, ¿extraño no? y eso fue muy importante en su vida, porque influyó de manera muy positiva en sus obras.     


   Trabajó en el “Dublin Evening Mail”, que casualidades tiene la vida, Sheridan Le Fanu otro gran autor del miedo también editó en el mismo periódico. (Era el copropietario.) Drácula su fantástica novela estaba basada en el personaje real de Vlad Tepes, “Vlad el Empalador”. La novela era una lucha entre el bien y el mal. Como ya dije aquí con anterioridad, Oscar Wilde comentó al respecto que “era la mejor novela de terror de todos los tiempos.”


    Dicho esto creo que la inmortalidad seguirá acogiendo en su seno a estos dos particulares personajes. Solo nos queda una cosa por hacer, leer esta fascinante historia.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Una librería en Berlín

No pasó nada (Nao foi nada)

Una casa en Bleturge

El signo del gato

La biblioteca de los libros rechazados