La puerta de los ángeles.

Y te lo vas a perder...

    Penelope Fitzgerald, de soltera Knox, (1916-2000). Era la hija de un editor de Punch, Edmund Knox, y sobrina del teólogo y novelista Ronald Knox, del criptógrafo Dilly Knox y del estudioso de la Biblia Wilfred Knox. Debemos de recordar que su madre fue una de las primeras mujeres que estudió en Oxford. Fue educada en caros colegios de Oxford. Durante la II Guerra Mundial trabajó para la BBC. Su vida estuvo marcada por el alcoholismo de su marido, que llevó a ambos a la miseria. A la tardía edad de 58 años se decidió a escribir ensayos histórico-biográficos, y luego novelas más o menos autobiográficas y ya al final las novelas históricas.


Dicen de ella:
“Es una novela que deleita, divierte y perturba en la misma medida que provoca la reflexión”

El libro:
Título: “La puerta de los ángeles”.
Título original: “The gate of angels”.
Autor: Penelope Fitzgerald.
Traductor: Jon Bilbao.
Año de publicación: 1990
Edición en España: 2015
Lengua: Castellano.
Editorial: Impedimenta.
Encuadernación: Tapa blanda.
Págs. 240
ISBN: 9788415979968
Precio: 20,95 euros.


(No es un spoiler-alert)  

   Si os gustan los ambientes y personajes amenos, divertidos y estrafalarios puede ser vuestra novela, de lo contrario ya podéis marcharos, no es lo que esperabais.

Sinopsis:

   Fred Fairly, un brillante joven, tiene ante sí  un futuro prometedor como profesor de Ciencias de Cambridge, siempre y cuando respete una de las normas ancestrales del college al que pertenece. El St. Angelicus, como en el Monte Athos, se caracteriza por no haber permitido que ninguna mujer traspasase sus muros desde hace más de quinientos años. Por tanto, el matrimonio es algo impensable. Pero Fred parece que es un miembro de la peculiar Sociedad de los Desobedientes, comienza a rebelarse contra la rigidez del mundo que le rodea: empieza a confesar a su padre que ha perdido la fe y, tras un aparatoso accidente de bicicleta, acaba por enamorarse de una misteriosa joven con un dudoso pasado. Y es que en cualquier lugar, hasta  en el riguroso St. Angelicus, existe una puerta oculta…

Benedicto XIII

   La novela entra “pisando fuerte” dentro de lo absurdo, ya que empieza con una pradera de Cambridge, donde el viento sopla de tal forma que convierte a esa ciudad universitaria consagrada a la lógica y a la razón en un mundo de lo absurdo, ya que las copas de los árboles (sauces) han sido arrancados de raíz a consecuencia del fuerte viento, y están caídos sobre la hierba, confundiendo a las vacas, que,  enloquecidas, embisten sus ramas y caen panza arriba. 

   Este particular college tiene una puerta que solo se ha abierto dos veces. Una de ellas mucho tiempo atrás, concretamente en 1423 cuando falleció el papa Benedicto XIII (fundador del mismo), y la otra en 1869 cuando se inauguró el primer college femenino. La puerta se abrió sola, como una especie de augurio…


Se suele comentar que: “Los buenos escritores  siempre escriben buenos finales”. – Es decir son aquellos finales que siempre terminan de la forma adecuada, donde todo encaja perfectamente.

http://impedimenta.es/media/blogs/libros/capitulosPDF/9788415979968.pdf

Comentarios

  1. Sr. Guisante (Javier), vuelve usted por sus fueros, ya era hora. Déjese en paz de tanta zarandaja, y dedíquese más a las letras. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Espero que puedas darte una vuelta por mi Blog. Soy un poco novata y espero poder crecer en la comunidad. Mi blog es: http://eldivandea.blogspot.com.es/

    Tienes un blog muy bonito, me encanta el diseño. Me quedo por aquí. ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus comentarios Alexandra, me dan mucho ánimo para seguir adelante, el placer por los libros y por las buenas historias no tienen precio. ¡¡¡Ah!!! Se me olvidaba...ya tienes un nuevo seguidor, nos vemos y leemos...

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Dama Azul

El laberinto de agua

La mala educación

El signo del gato

Todo Modo (Leonardo Sciascia)

A vueltas con Ferlosio