El largo crepúsculo.



Ficha técnica:

Título: “El largo crepúsculo”
Autor: Keith Launer
Título original: “The Long Twiligt”
Traducción: Domingo Santos
Editorial: Ediciones Júcar
Categoría: Ciencia-Ficción (Etiqueta Futura)
Publicación: Primera Edición 1991
Págs: 201
ISBN: 84-334-4041-1
Encuadernación: Tapa blanda
Lengua: Castellano
Cubierta: Antonio Garcés
Prólogo: Domingo Santos




El autor: (Keith Laumer)

   Como una mayoría de los escritores de ciencia ficción ha sido un verdadero aventurero, y así lo demuestra su extenso currículo. Constantes que se hacen notar en el libro, en especial su paso por la llamada vida militar, tan odiada y amada a la vez. Toda su extensa experiencia se ve reflejada en la pluralidad de ambientes, en el lenguaje coral de sus obras, y un claro ejemplo de esto se ve en “El largo crepúsculo”, una obra que va a más a medida que vas pasando las hojas.

   Sirvió en las Fuerzas Aéreas americanas (1953-1956), luego fue diplomático, pero una vez retirado, en las soleadas tierras de Florida, abrió las puertas de su imaginación, dando paso a una abundante producción, que empezó en 1959 publicando un relato en la revista “Amazing Stories”. Sus obras, de gran calidad para los críticos y para los aficionados al tema de la ciencia-ficción no se han dejado de reeditar tanto en los países anglosajones y a otros idiomas, ya que es considerado un clásico dentro de la literatura de este género de los años sesenta y setenta.



   Comentan que este autor, deben de ser sus críticos, que solo escribía space-opera, cosa que no es cierta, ya que yo que no soy un lector de este tipo de novelas  lo he notado, no solo escribe sobre aventuras espaciales, en el libro hay algo más, y es el propio lector quien lo debe de captar, una historia que página a página, como ya dije anteriormente va a más, enganchándote, con más profundidad en la historia y en los personajes.


   Un autor de la literatura clásica de su tiempo que no debería de faltar en nuestra biblioteca, y si me preguntáis por qué citaré textualmente las palabras del director de la colección, y al mismo tiempo de la traducción de la edición que cayó en mis manos, Domingo Santos:

Aunque la base aparente de muchas de sus obras es la aventura (fiel reflejo de las características de la ciencia ficción de los años sesenta y setenta, donde se centra la mayor parte de su producción), hay en todas sus novelas una profundidad temática que las aparta mucho de la mera aventura espacial, que en principio parece arroparlas.

La novela:

  Los principales protagonistas son dos hombres. Uno de ellos es un prisionero con un largo historial, que se pierde no solo en el tiempo, sino también en la memoria, llegando incluso hasta la Guerra Civil americana.

  El otro es un hombre extraño, con una fuerza sobrehumana, y el cuerpo repleto de cicatrices, pero a estos dos hombres les une algo en común, nadie sabe de dónde han salido.

  En esta sociedad de avances continuos surge una nueva tecnología que distribuye fuentes de energía que es capturada por una fuerza desconocida que la domina a su antojo. Al mismo tiempo una catastrófica tormenta, un apocalíptico fenómeno que amenaza la seguridad americana, que puede destruir toda la costa este.

  Estos dos hombres les une un destino, una extraña nave escondida en la cima de una montaña, que responde al nombre abreviado de Xix, con unas capacidades increíbles y desde los tiempos remotos permanece aletargada  con una misión por cumplir, destruir el planeta Tierra. Dos hombres, dos intenciones un mismo sino, un albur que pesa como una lápida sobre ellos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El motel del voyeur

Petirrojo

Premio Princesa de Asturias de las Letras 2017

SALVEMOS A LA BALLENA BLANCA (Gerónimo Stilton )

A propósito de Goytisolo