Leonardo Padura

80grados.net


Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015-06-10

        Todos los premios son discutidos y discutibles. A pesar de las quinielas, todos esperamos con emoción la lotería de los premios. Este año, el Princesa de Asturias de las Letras ha recaído en el escritor cubano Leonardo Padura, convirtiéndose en el primer escritor de ese país que recibe este galardón, aunque está nacionalizado español desde 2011.


        No sé si habrá otros que se lo merezcan más, como el siempre eterno y sempiterno Murakami, que se quedará para “vestir santos”, pero pienso que este es un premio político, uno cara a la galería, y eso que ahora el gobierno cubano va tirando murallas y abriendo puertas. Cabe recordar que Padura es un firme opositor blando al gobierno de su país, en donde sus críticas hacia el mismo las podemos  leer en las aventuras protagonizadas por el detective Mario Conde, su “alter ego”.



El por qué del premio el jurado ha remarcado lo siguiente:

Una soberbia aventura del diálogo y la libertad.
Lo arraigado  de su tradición y su contemporaneidad.
Por lo culto y popular de su obra.
La independencia y carácter ético.

“Me alimento de la vida cubana para poder escribir”
“Se lleva muy mal que te pregunten todo el rato por la situación política cubana”
(Leonardo Padura)


Entre otros premios tiene:

Novela Histórica Ciudad de Zaragoza.
Café Gijón.
Dashiell Hammet de Novela Negra.
Premio Nacional de Literatura de Cuba (2012)

Libros:

Pasado Perfecto.
Máscaras.
Vientos de Cuaresma.
Paisaje de Otoño.
Adios a Hemingway.
La cola de la serpiente.
El hombre que susurraba a los perros.
La novela de mi vida.

        Una cosa más, yo también nací en el final de una época. También fui feliz gracias al entorno y a mis padres, había cosas que yo no tenía, pero buscábamos otras, y también, siempre también jugué en la calle, ¿es necesario vender siempre lo mismo…?



        Si me mandan escoger entre algunos de los distinguidos escritores que lo consiguieron en ediciones pasadas,  lo haría con nuestro Cohen del alma, con un tranquilizante para mí Amín Maalouf, o por qué no el del año pasado John Banville, para gustos –colores-, no suelo comulgar con ruedas de molino, como tampoco comulgo, discrepo más bien con algunos de los componentes que integraron este año el jurado.











Comentarios

Entradas populares de este blog

El enigma Vivaldi

Andrei Platonov

En busca de New Babylon

Winétt de Rokha

Balzac y la joven costurera china

Aquel gran río Eufrates (Aquele grande rio Eufrates )