El viaje de Mina.


Ficha técnica:

Autor: Michael Ondaatje.
Editorial: Alfaguara.
Traducción: José Luis López Muñoz.
Colección: Literaturas.
Género: Novelas.
Título original: The Cat´s Table.
ISBN: 978-8499920054
Páginas: 328
Formato: 15*24 cm.
Encuadernación: Rústica.
Publicación: 23 de marzo de 2012
.                   


            En el libro se nota ese cruce de culturas que le ha tocado vivir al autor del mismo entre Oriente y Occidente. Es una oda a la memoria, a los tiempos pasados, y a esa gran puerta que se le abre ante su viaje a Inglaterra, un mundo totalmente desconocido para él.

            Cuenta la historia de un niño, que con 11 años realiza un largo viaje en barco (el Oronsay), desde la antigua Ceilán a Londres, y ese niño ya convertido en un adulto (que casualidad), acaba siendo escritor. Durante los 21 días que dura el trayecto narra todo tipo de aventuras que le acontecen en el barco, junto a sus dos amigos (Cassius y Ramadhin), y el resto de personajes que le acompañan en el mismo, dentro de un mundo muy coral y polifónico en esta historia circular que leeréis con frescura, (ya sé, que últimamente me repito mucho), y digo lo de fresca porque para lecturas más sesudas ya tengo una enclopedia.


            Las amistades producidas durante el trayecto serán para toda la vida, y sobre todo que para ellos se abre un gran mundo desconocido, un cosmos por investigar, en especial para los tres amigos, acostumbrados a otro tipo de universos. Unas descripciones fotográficas, muy logradas que dan a la historia un tinte cinematográfico y visual, que es como a mí me gusta.

            Creo que el título de la novela “La mesa del gato”, se había tenido que traducir literalmente, a pesar de que algunos críticos consideran que “El viaje de Mina” es el más apropiado para la historia. Me explico, para mí todos esos personajes que se sientan en la llamada “mesa del gato”, la mesa más alejada del capitán, es donde están los personajes más importantes, los que más juego dan a la aventura marinera que narra el autor, y no aquellos actores secundarios desde mi punto de vista, que resultan insulsos y sin importancia, que son aquellos que se sientan al lado del mandamás del barco.

            El autor se considera a sí mismo un mestizo cultural, trasladado a Inglaterra con 11 años, y luego emigrado a Canadá donde ejerce  como profesor universitario.

            Es un fin a la infancia, un canto al pasado y un paso al mundo adulto, una pérdida de la inocencia, todo aunado en el pequeño mundo del barco, y representado por ese viaje de 21 días que va de Ceilán a Londres.

            Este pequeño mundo te fascinará, como la extraña patinadora nocturna sobre la cubierta del barco, el preso cargado de cadenas al que solamente sacan a pasear de noche, una prima de la que está platónicamente enamorado, aventuras con sus dos jóvenes amigos…, recuerdos, benditos recuerdos.


“Creo que hay tanta verdad en la ficción como en la no ficción, y ese es el tipo de sensación que me conduce a través de esta novela. En ella yace una verdad que he podido descubrir”.
(Michael Ondaatje)


             

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Dama Azul

El laberinto de agua

La mala educación

El signo del gato

Todo Modo (Leonardo Sciascia)

A vueltas con Ferlosio