Nos vemos allá arriba.




Ficha técnica:

Título original – Au revoir lá-haut.
ISBN  - 978-84-9838-591-5
Págs. 448
Tipo de edición – Rústica con solapas.
Editorial - Salamandra.
Colección – Narrativa.
Traducción – José Antonio Soriano Marco.


“Este libro, sin ninguna duda, marcará la historia de la literatura. Podría haber tenido mil páginas más y seguiríamos adorándolo. Es magnífico”
(Valérie Trierweiler)

“Manteniendo el suspense hasta la última página, el autor compone con maestría un fresco de la Francia de la posguerra”
(Le Monde)


            Pierre Lemaitre (París – 1954). Escritor y guionista, se ha dedicado a la enseñanza literaria y a la psicología. Ha tratado el género policíaco, obteniendo varios premios a lo largo de su carrera como son:

            Cognac -  Travail soigné (2006)
            CWA International Dagger – Alex (2013)
            Goncourt - Nos vemos allá arriba (2013) – Ambientada en la 1ª G.M.


            Es cierta la frase aunque muy maniquea que es el libro quien busca a  su lector, y así ha sido en mi caso. Lo veía una y otra vez, su portada me llamaba a gritos, e incluso su argumento, pero me negaba a tenerlo digamos que… de una manera definitiva entre mis manos, hasta que finalmente me poseyó, se cansó de que ocupase un lugar secundario en su vida, siempre dejando su lectura para la siguiente ocasión, hasta que me disuadió a leerlo y su lectura me encantó, no pudiendo dejar sus renglones hasta la última página, y eso que suelo efectuar varias lecturas simultáneas, pero esta me obligo a apartar el resto, hasta comprobar que también nuevamente en este libro se cumple otro gran dilema, como es  que “es el personaje quien escoge su final y no el autor o creador del mismo”, y que hay protagonistas que tienen el fin que se merecen, el final que todos deseamos, y así ha sido. También comentaros que últimamente no me gustan nada las lecturas voluminosas, pero en este caso resultó diferente, siendo ciertas alguna de las críticas, si hubiera tenido unos cuantos cientos de páginas más  no me habría importado.

            Novela con antagonismos, dos personajes buenos Albert-Édouard, la verdadera superación del ser humano, la amistad por encima de todo, unidos por un destino que todo lo puede, y su contrario, un malo muy malo de verdad Pradelle, el verdadero rey de todos los miserables que en este momento estén pisando la tierra, un tipo con una cara B, un cínico que cree poder manejar el mundo a sus anchas, un aristócrata venido a menos que quiere recuperar glorias pasadas, un canalla que cree que lo único importante que hay detrás de él es él mismo.

            Mención aparte merece el personaje del funcionario Merlín, para mí la verdadera estrella del libro, que nos acerca a él por medio de sus acciones y comportamientos, un ser extraño que todo lo que hace tiene un por qué. No es lo que parece, tampoco lo que imaginamos, tan solo es un persona consecuente con sus actos.

“Todos los que pensaban que aquella guerra acabaría pronto habían muerto hacía mucho tiempo. Precisamente a causa de la guerra”

            La novela es un canto a la vida, a la paz, una denuncia contra todo tipo de guerra, el rechazo de un pueblo ante los triunfadores de la guerra, los que se dejaron lo mejor de su juventud en la inutilidad de las trincheras europeas, para sentirse un perdedor en su vuelta a casa, en unos olvidados por su gobierno, que ya no quiere saber nada de ellos, y el tener que buscarse la vida  en un país que tiene que reconstruirse de nuevo. Una crítica a la sociedad del momento, que tranquilamente la podemos transpolar a nuestro tiempo, donde ciertos comportamientos pueden sernos muy familiares.


“Sabía que la guerra no era otra cosa que una inmensa lotería de balas en la que sobrevivir cuatro años era sencillamente un milagro”

            La lectura de la obra es muy visual, dotando a sus personajes de unos rasgos y matices espectaculares, que te enganchan hoja tras hoja, donde los protagonistas van mostrando tanto lo mejor como lo peor de sí mismos, sin ningún tipo de tapujos. Una trama muy bien creada que estoy seguro te gustará. Una novela picaresca desarrollada en el país vecino, donde el destino de sus protagonistas convergerá de una forma magistral para deleite del lector. Destacar el papel femenino. Aunque bajo mi punto de vista pueda parecer secundario es todo lo contrario. Muchos de los comportamientos de los protagonistas son debidos a la relación que mantienen con ellas, dándoles a todos ellos caracteres y matices diferentes.


“El Lazarillo de Tormes fue mi modelo”


www.elmanifiesto.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Dama Azul

El laberinto de agua

La mala educación

El signo del gato

Todo Modo (Leonardo Sciascia)

A vueltas con Ferlosio