La secta de los egoístas.





Ficha técnica.
Autor: Eric-Emmanuel Schmitt.                                                                                  
Traducción: Zahara García González.                                                                       
Título original: La secte des Egoïstes.
Editorial: Destino.
Colección: Áncora y Delfín
Novela breve.
Género: Narrativa.
Encuadernación: Cartoné.
Volumen: 1125
ISBN: 978-84-233-4045-3
Págs.: 150

            En la Biblioteca Nacional de París, un joven estudioso descubre al azar un excéntrico filósofo del S.XVIII, Gaspard Languenhaert, fundador de una escuela efímera, la de la filosofía “egoísta”, basada en la idea de que nada existe fuera del individuo, es decir que el “yo” es el creador del mundo y, por tanto, su Dios. Pero los escasos datos que encuentra sobre el personaje se pierden o se dispersan, como si se tramara una conspiración para borrar su memoria…


            La novela, que en un principio parece prometer, ya que nos lleva a un emocionante viaje por la vida social del siglo dieciocho, con un protagonista bastante “particular” para los tiempos en que vive, se convierte a medida que la leemos, en una serie de altibajos, en donde en algunas partes de la misma, bajo mi punto de vista, sobran “letras” e incluso en otras faltan. Es como si escribiese a “tirones”, como los ciclistas subiendo un gran puerto de montaña, unas veces parece que tiene muchas ganas de escribir, mientras que en otras da la impresión de que le aprieta la prisa por acabar la novela.


            Se nota que ha dado clase, ¡pobres alumnos!, en muchos aspectos se pasa un “pelo” hablando de filosofía, pero en ciertas partes del mismo me ha resultado un poco pesado leerle, digamos que lo hace creando un poco de somnolencia al lector, mostrándonos al mismo tiempo sus amplios conocimientos en la materia, de la cual es un dominador, eso no hay que negarlo, no sabiendo al final para quien escribe, si para el mismo o para los demás, y para terminar dos conclusiones. La primera no sé quiénes son los egoístas, ¿será él?, ¿seré yo?, ¿será el resto de mortales que nos rodean…?, creo que a estropeado una gran historia. La segunda es como termina el libro, a mi no me ha gustado nada, con   bastantes interrogantes en el aire, pero para eso tendrás que leerte el libro y responderlas tú mismo, probablemente a lo mejor te parece una verdadera joya, y pensarás que estoy equivocado.




            Eric-Emmanuel Schmitt (St. Foy-Lès-Lyon, Francia – 1960) Estudió filosofía en la École Normale Supèrieure, y ha dado clases durante años. Es un reconocido dramaturgo y escritor, siendo uno de les escritores franceses vivos más representados y leídos, cuyas obras de teatro se han estrenado en más de cincuenta países, y cuyos libros son traducidos a más de cuarenta lenguas.

Obras teatrales: El visitante, El libertino, Pequeños crímenes conyugales, La tectónica de los sentimientos.

Libros: Milarepa, El señor Ibrahim y las flores del Corán, Oscar y la dama de rosa, El Hijo de Noé, El evangelio según Pilatos entre otras.

            Ha sido galardonado con numerosos premios teatrales y literarios, y es Chevalier des Arts et des Lettres.

“He escrito siempre novelas y relatos, sin embargo, al contrario que con las obras de teatro, tardé mucho en componer un texto que juzgase publicable…”

“Lo único que nos enseña la muerte es la urgencia de amar”
(El Evangelio según Pilatos)



Lee libros y nunca te olvides de visitar las Bibliotecas Municipales, auténticos paraísos en estos tiempos de sequía cultural, verdaderos oasis de conocimiento y entretenimiento.
¡¡¡Libera libros!!!

Javier Mateos "Ritarbeyu", el pequeño guisante.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El motel del voyeur

Petirrojo

Premio Princesa de Asturias de las Letras 2017

SALVEMOS A LA BALLENA BLANCA (Gerónimo Stilton )

A propósito de Goytisolo