Farenheit 451: "Un mundo apocalíptico"




Cortesía de sedice.com


"Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos"
(Buda)


    Pero, ¿en realidad puede haber alguien a quien le hagan daño mis propios pensamientos, sin ni siquiera ser comunicados? ¿Puede ser esto posible? - La respuesta puede estar en el mensaje que està encerrado en este libro. Un mundo que a lo mejor no está muy lejano y que puede ser posible.



Ray Douglas Bradbury
(1920-2012)
Se consideraba así mismo un "narrador de cuentos con propósitos morales".

    Es la tercera vez que lo leo, pero en esta última lectura he llegado a la conclusión y espero que equivocada, porque sería ir en contra de mis principios, que es uno de los poquísimos casos en que la película supera en muchos momentos al libro. Claro está que la "peli, no está dirigida por uno cualquiera, sino más bien por el estupendo Fraçoise Truffaut, uno de los iniciadores del movimiento llamado Nouvelle Vague, tratando el argumento del libro en la pelicula de una manera digamos que excelente.

     La novela fue escrita por el fantástico escritor americano Ray Bradbury y publicada en 1953. El titulo de la misma, como todo el mundo sabe, viene dado porque a 451º Farenheit, es la temperatura a que arden e inflaman los libros, porque en esta obra los libros arden, son quemados por un especialísimo cuerpo de bomberos, que en vez de apagar, incendían digamos que... toda la memoria cultural que se encuentran en los mismos, siendo delito el poseer un libro.

     El argumento de este libro, para mí casi profético, con una buena visión de nuestro futuro presente, ya auguraba las enormes pantallas de plasma, de las que hoy en día se disfrutan en muchos hogares en la actualidad, pendientes de innumerables programas de televisión, a cual más estúpido, en donde prestaríamos toda nuestra atención, para olvidarnos de las cosas más simples y elementales, incluso de nuestra vida familiar, y ahora en plena crisis, con un montón de recortes, en donde nuestros derechos penden de un hilo, me acuerdo de ese imaginario país, donde hasta reirse y pensar por uno mismo estaba prohíbido, el  hacer cierto tipo de preguntas era marcado como "antisocial", todo o casi todo estaba penado por un gobierno que ya lo hacía y decidía todo por tí, en donde seleccionaba tus necesidades, cercenando tus virtudes e imponiéndote un estilo de vida, favoreciendo siempre los intereses del gobierno y no los del pueblo, persiguiendo sobre todo a los individuos, a los seres que podían pensar por sí mismos, a un mundo para unos pocos, y no para unos muchos... ¿os suena esto de algo?, sin comentarios.


     Un gran escritor Rad Bradbury, gran libro y mejor película. Espero que nunca exista un mundo como el descrito por el autor, pero si que sigan existiendo ese montonazo de personas que aún no solo siguen disfrutando de una buena lectura, sino también del inmenso placer de sentir el tacto de las hojas, del olor de un buen libro, saboreando lo que llamamos el incomensurable vicio de la lectura, sobre todo y ante todo que les encanten, y disfruten de un libro viejo, que entre más veces haya sido leído mejor.


"Si puedes, libera un libro, seguro que te lo agradecerán"


Javier Mateos, en el año del Señor de 2.012
(El mundo, de momento sigue su curso)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Una librería en Berlín

No pasó nada (Nao foi nada)

Una casa en Bleturge

El signo del gato

La biblioteca de los libros rechazados